| English (original) | français |

qdn
www.alliance21.org > ¿Qué hay de nuevo?

En algún lado del planeta: Recordando Ruanda – 15 años después, sigue la violencia en la RDC

Lo que pasó en Ruanda en 1994 no se puede y no se debe olvidar. Quince años después, el país ha encontrado una paz relativa, pero no se informa mucho sobre la violencia que pasó de Ruanda a la República Democrática del Congo y sigue, hasta ahora, tomando las vidas de innumerables civiles. Ross Hollister, un joven voluntario en la RDC, nos envió sus reflexiones en el 15° aniversario del día que desató el genocidio ruandés.

Goma, DRC – 6 de abril 2009. Son las 8 de la noche en Congo Oriental y al marcar la hora el reloj arriba de mí, me recuerdo un evento que ocurrió hace exactamente 15 años como a 3 horas de acá, en Ruanda, casi en este momento preciso. Era el 6 de abril de 1994 y el presidente ruandés Habyarimana estaba volando hacia el aeropuerto internacional de Kigali, acompañado por el presidente de Burundi, Cyprien Ntaryamira, varios ministros y una tripulación francesa. Al descender el avión para aterrizar, alguien disparó un cohete desde el suelo que detonó contra el avión, matando a todos a borde. El asesinato provocó lo que conocemos como el genocidio ruandés, un evento que condujo a la muerte de más de 800,000 Tutsis ruandeses y Hutus simpatizantes en sólo 100 días.

Recordar una tragedia

En este aniversario sombrío, Ruanda se está preparando a conmemorar la tragedia con una semana de recuerdo. En todo el país, las tiendas cerrarán a medianoche por toda una semana, los sobrevivientes darán sus testimonios y orarán por sus amados perdidos, y muchos volverán a enterrar a miembros de sus familias encontrados en fosas comunes. En un recordatorio más visceral de la atrocidad, la televisión ruandesa difundirá videos de aquel tiempo.

Puede ser difícil escribir acerca del genocidio, sobre todo para un forastero que sólo tenía 9 años cuando surgió el evento. Pero lo que puedo describir es la diferencia que se nota entre los relatos de horror escritos en los libros de historia después de 1994, y el Ruanda de hoy, que de muchas maneras no podría ser más pacífico y armonioso. De hecho, cuando se vive aquí en la RDC, se suele ver Ruanda como un paraíso relativo, con sus calles inmaculadas, una excelente seguridad y un sector económico en crecimiento.

La diferencia se marca realmente cuando, en los fines de semana, cruzo hacia el pueblo fronterizo ruandés de Gisenyi. Un momento estoy avanzando con dificultad en las calles de Goma, llenas de basura y de rocas, intentando evitar los rollos de alambre de cuchillas colgados a lo largo de la calle, y el próximo me estoy paseando en un camino pavimentado liso bajo la ancha sombra de los árboles, admirando los hoteles cómodos escondidos en las orillas del lago Kivu. Tal es la diferencia entre los dos países, y mientras una horrible atrocidad ocurrió hace 15 años en Ruanda, es importante también recordar que atrocidades siguen ocurriendo en la República Democrática del Congo hasta hoy en día. Los "genocidaires" ruandeses de 1994 no desaparecieron simplemente después de su matanza. Huyeron al Congo.

"Desplazados internos"

Y es aquí, en las provincias de Kivu Norte y Sur, donde se han reformado en un grupo armado llamado Forces Démocratiques pour la Libération du Rwanda. El FDLR fue el punto de mira de una incursión ruandesa en la RDC el mes pasado, y respondió a los ataques matando a aun más civiles en las zonas rurales, provocando un éxodo de pueblos enteros del campo. Ahora estos lugareños están llenando campamentos de personas desplazadas aquí en las afueras de Goma. Al visitar recientemente dos de los campamentos principales (Mugunga 1 & 2), noté la presencia de cinco grandes camiones de la ACNUR, y me dijeron que estaban relocalizando a personas desplazadas para aliviar la superpoblación dentro de los campamentos, una señal indudable que las condiciones en el campo todavía son demasiado peligrosas para poder volver…


Leer también en este sitio:

- Kigali, 1997, Platforma por la Paz en la región de los Grandes Lagos

Este documento muestra la iniciativa emprendida para establecer un clima de paz y serenidad a largo plazo en esta región de los Grandes Lagos que fue en el pasado tan asesina.

El objetivo del encuentro era animar la constitución de una Plataforma para la paz en la región de los Grandes Lagos: reunió aproximadamente cien personas: jóvenes, mujeres, periodistas, organizaciones de defensa de derechos humanos y parlamentarios de la región. Fue un momento de intercambio, de celebración, de emociones, compartido por los participantes durante las discusiones y fuera del encuentro. El encuentro fue el primer acontecimiento artístico desde el genocidio de 1994; con testimonios fuertes y relatos íntimos de supervivientes del genocidio; la visita a N'Tarama, en donde mataron a miles de personas en una iglesia, transformada en monumento conmemorativo del genocidio. Más que cualquier texto, este encuentro, con la emoción que generó, refleja la razón de existir y la visión de la Alianza para un Mundo Responsable y Solidario.
Documents

- En inglés: The Fabric of Rwandan Organizations
- En francés: Femmes du Rwanda
- En francés: La diffusion des travaux du tribunal pénal international pour le Rwanda d’Arusha par l’Internet : une manière efficace de faire connaître la justice


LOS AUTORES

Ross Hollister
Graduado recientemente de la Universidad de (...)
+ de 1 artículo(s)


Temas tratados

-Reflexiones
-En algún lado del planeta


RECURSOS

1999-2009 Alianza para un mundo responsable plural y solidario RSS Informaciones legales Mantenerse al tanto de las novedades del sitio